CUENTOS

Edwin Zapata —Ya es hora —por fin habló Renato echando un vistazo a la ciudad desde el mirador de la montaña. —Hagámoslo entonces —respondió Trini. Ambos bajaron la pendiente de aquel mirador, único testigo del plan que habían trazado hace varios días. La bulla en el coliseo de gallos...